Cómo rootear tu teléfono Android

¡Comparte!

Rootear el teléfono es más fácil de lo que cree

Así que has decidido rootear tu smartphone Android. Aunque el concepto de rooteo es algo complicado, el proceso real no lo es. El rooteo es un proceso que te permite acceder a todas las configuraciones y subconfiguraciones de tu teléfono, lo que significa que puedes instalar y desinstalar todo lo que quieras. Es como tener privilegios administrativos sobre su PC o Mac. Hay muchas recompensas y algunos riesgos a considerar, por supuesto, y algunas precauciones que usted debe tomar primero. A continuación, se describen los pasos para realizar el proceso de root de su smartphone de forma segura.

Las siguientes instrucciones deben aplicarse sin importar quién hizo su teléfono Android: Samsung, Google, Huawei, Xiaomi, etc.

Realice una copia de seguridad del teléfono

Si alguna vez ha interactuado con un profesional de TI, sabe que realizar copias de seguridad de sus datos es una de las cosas más importantes que puede hacer. Al rootear su teléfono, esto es particularmente importante en el caso de que algo salga mal, o si cambia de opinión. Puede realizar copias de seguridad de su dispositivo Android de varias formas, utilizando las herramientas de Google o aplicaciones de terceros.

Elija un APK o una ROM personalizada

A continuación, deberá elegir un APK (paquete de aplicación Android) o una ROM personalizada (versión alternativa de Android). Dado que Android es de código abierto, los desarrolladores pueden crear versiones modificadas, y hay muchas, muchas versiones disponibles. Un APK se utiliza para distribuir e instalar software en su dispositivo. Los programas de rooteo incluyen Towelroot y KingoRoot: comprueba cuál es compatible con tu dispositivo.

Después de rootear su teléfono, puede detenerse allí o elegir instalar una ROM personalizada, que ofrecerá aún más funciones. La ROM personalizada más popular es LineageOS (anteriormente CyanogenMod), que se incorporó en el teléfono OnePlus One Android. Otras ROMs muy apreciadas son Paranoid Android y AOKP (Android Open Kang Project). Un cuadro completo con descripciones de las ROMs personalizadas está disponible en línea.

Cómo arraigar el teléfono

Dependiendo del APK o de la ROM personalizada que elija, el proceso de rooteo variará, aunque los fundamentos seguirán siendo los mismos. Sitios como el XDA Developers Forum y el AndroidForums ofrecen información detallada e instrucciones sobre cómo rootear modelos de teléfonos específicos, pero aquí hay una descripción general del proceso.

Desbloquear el gestor de arranque

El cargador de arranque controla qué aplicaciones se están ejecutando al arrancar el teléfono: desbloquearlo te da este control.

Instalar un APK o una ROM personalizada

El APK le permite instalar software en su dispositivo, siendo el más común el de Towelroot y Kingo. Las ROMs personalizadas son sistemas operativos alternativos que comparten características con Android de serie pero que ofrecen interfaces diferentes y más funcionalidad. Los más populares son LineageOS (anteriormente CyanogenMod) y Paranoid Android, pero hay muchos más.

Descargar un verificador de raíces

Si utiliza un APK en lugar de una ROM personalizada, es posible que desee descargar una aplicación que verifique que ha enraizado el teléfono correctamente.

Instalar una aplicación de administración de raíces

Una aplicación de gestión protegerá su teléfono enraizado de las vulnerabilidades de seguridad y evitará que las aplicaciones accedan a información privada.

Beneficios y riesgos

Hay más ventajas que desventajas en arraigar tu teléfono Android. Como dijimos, el rooteo significa que tienes control total sobre tu teléfono para que puedas ver y modificar todos los ajustes y acceder a las aplicaciones diseñadas sólo para teléfonos enraizados. Estas aplicaciones incluyen bloqueadores de anuncios y utilidades robustas de seguridad y copia de seguridad. También puede personalizar su teléfono con temas y colores, e incluso cambiar las configuraciones de los botones, dependiendo de la versión del sistema operativo que elija (más información en un minuto).

Los riesgos son mínimos, pero incluyen la anulación de la garantía, la pérdida de acceso a aplicaciones específicas o la muerte del teléfono, aunque esto último es poco probable. Es importante sopesar estos riesgos frente a las características que se podrían obtener con el rooteo. Si tomas las precauciones correctas, no deberías tener problemas.

Regalame tu voto

Deja un comentario

shares